Leo y su desconocido horoscopo negro - Colo Colo Hoy

sábado, 9 de junio de 2018

Leo y su desconocido horoscopo negro

Leo o el León del zodiaco, rige a todos los demás animales. Leo, la persona, te rige a ti y a todo el mundo y sabes que es asi. leo es el mas dominante de los signos.

Pero no se lo digas, por favor. Le destrozarías su cálido y tierno corazón de egoísta y egolatría que tiene Lo mejor es contentarle y darle cariño ademas de adularlo claro, porque entonces ronronea, en vez de rugir y darte un susto poco menos que de muerte. El León alterna entre ser decididamente gregario y una hermosa indolencia, mientras se deja llevar por lo que pasa en el momento.

 Si quieres estudiar algunos ejemplares, date una vuelta por los lugares más iluminados y divertidos de la ciudad. Por lo menos la mitad de la gente que encuentras viviendo a la última moda serán del signo  Leo. Hasta los gatos más tímidos se sentirán cómodos viviendo así. A Leo le enferma la oscuridad tanto como el aburrimiento, la rutina los mata así que si tienes una pareja leo, atenta con eso. no caigas en la odiosidad de la rutina.

Si ves a algun leo que se ruboriza o averguenza fácilmente, asegúrate de que no estás confundiendo el rubor con un rostro arrebatado de orgullo. Piensa que hay rubores muy pero muy diferentes.

el signo Leo puede estar sonrojado porque ha estado bailando mucho, o porque acaba de ver pasar al amor de su vida, pero jamás le veras las mejillas coloreadas por la introversión ni por esa timidez que induce a uno a ocultarse ellos no son asi y nunca tendran verguenza de nada.

No hay Leos introvertidos; los hay únicamente que se hacen los introvertidos, y es importante que lo recuerdes. Tal vez encuentres algunos Leones que mantengan atenuado al Sol que les rige y se muestren silenciosamente fuertes, dignos y decididos, pero no te dejes engañar por la suavidad de sus ronroneos.

 Incluso los Leos mas suaves están en su fuero íntimo convencidos de su regio derecho a dominar sobre amigos y familiares y todos los que los rodea. ellos mandan en su entorno y nadie los podra parar una vez que empiezan, mientras atisban desde detrás del telón, en espera del momento de salir a escena. Si no me crees, búscate un Leo tranquilo, de esos que se hacen los introvertidos, para atacar su orgullo.

 Quítale algo que él esté convencido de que por derecho le pertenece, dale órdenes y no le demuestres mucho respeto. Ya verás como los rugidos del supuesto gatito se oyen desde aquí hasta la china. Hay que ser todo un valiente para desafiarle cuando él defiende sus derechos y su dignidad. Hay Leos que se ablandan con la edad, pero en realidad el León jamás baja su orgullosa cabeza, el leon a veces duerme pero siempre vive, no te atrevas a despertarlo o sufriras las consecuencias.

 El signo produce ejemplares de ojos azules, pero muchos Leo, sobre todo entre las mujeres, tienen los ojos color castaño oscuro, al principio dulces y serenos, pero que después chisporrotean y restallan. Suelen tenerlos redondeados y un poco almendrados en los ángulos. El pelo es oscuro o rubio rojizo, ondulado por lo general, peinado en un estilo suelto y descuidado que se levanta en el casco y en los lados de la cabeza; si no, se van al otro extremo y lo llevan implacablemente alisado.

 En cuanto al cutis, es señaladamente rubicundo. La gente de Leo ejerce sobre los demás un efecto extraño muy atrayente creeme, que es divertido observar y admirar.

 Es difícil quedarse de pie delante del León sin que vaya uno enderezándose, encogiendo el vientre, echando atrás los hombros. En realidad, no se si nosotros los rústicos actuamos así imitando los regios modales del León con el que nos enfrentamos, o si es para acorazarnos ante un posible sermón, ya que les encanta dar consejos gratuitos, son muy moralistas y que creen que siempre tienen la razón de todo en todos los sentidos.

 Leo es especial para decirle a uno con cierto aire de superioridad y condescendencia, cual es la forma exacta en que debería organizar su vida, siempre te dara un consejo el cual trae escondido una moralidad de fondo que causa resquemores al por mayor.